El Oliva Artés, de fábrica a museo contemporaneo

Lunes, 28 Septiembre 2015

Diari Ara

El MUHBA explica la sociedad actual a través del legado industrial del Poblenou

La antigua fábrica Oliva Artés ha convertido en un punto de encuentro en el Poblenou, un museo laboratorio donde se puede interrogar a la sociedad actual con la mirada puesta en el legado industrial del barrio. A principios del siglo XX fue una de las fábricas más prolífcas de la calle de Pere IV, dedicada a la metalurgia, y durante la Guerra Civil, a producir maquinaria de guerra.

"En ese momento, el Poblenou era un distrito industrial que se fue diversificando y que fue el gran centro de la Barcelona y España industrial, lo más importante de todo el Mediterráneo occidental", explica Joan Roca y Albert, director del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA).

Capas de reflexión

Este nuevo espacio del Museo de Historia de Barcelona, aún en espera de una segunda fase de obras, está pensado como una cebolla, con varias capas de reflexión. La exposición permanente, la más periférica, propone 12 áreas temáticas de la sociedad contemporánea que se explican a través de objetos muy diversos. Por ejemplo, un vehículo Seat y una Xibeca Damm sin abrir materializan la industrialización, y una taza de inodoro de lujo que la familia Güell compró en Londres para el Palau de Pedralbes sirve para hablar de los cambios en la gestión de residuos.

En otros apartados, un Land Rover de los "grises" o los primeros anuncios de televisión muestran diversos aspectos de la sociedad; una parada modernista del Mercado de San Antonio expresa el ambiente creativo de principios de siglo, y una máquina de escribir de la alcaldía ilustra como la tecnificación cambió la gestión de la Administración pública.

El objetivo es, según Roca y Albert, "explicar la sociedad contemporánea, aquella Barcelona que crece, que se hace una gran metrópoli y que, a partir de aquí, es una gran ciudad europea y capital de Cataluña". "Se puede mostrar, desde Barcelona, ​​lo que es el mundo contemporáneo, bien arraigado en el Poblenou, que era la base práctica, la base fabril", concluye.

Repensar Pere IV

En el interior, la exposición temporal llama Interrogar el Eje de Pere IV y reúne iniciativas para repensar esta zona en transición continua. Participan universidades, vecinos y estudios de arquitectura que quieren aportar materiales que generen interrogantes y que ayuden a plantear, juntos, el futuro de este eje.