Ca l’Alier: eficiencia e innovación en la rehabilitación del patrimonio industrial

Lunes, 9 Julio 2018

Casadomo.com - David Martínez y Yolanda Lacasa

Ca l’Alier: eficiencia e innovación en la rehabilitación del patrimonio industrial


El proyecto de rehabilitación de Ca l’Alier habrá convertido, en abril 2018, una antigua fábrica situada en el 22@ de Barcelona en un prototipo de edificio autosuficiente, inteligente y de 0 emisiones. Para ello (y con el objetivo de conseguir la Certificación LEED Platinum) se han previsto distintas estrategias de gestión inteligente de los recursos, tales como el diseño eficiente de las instalaciones; la explotación inteligente del edificio; la reutilización de aguas grises y de lluvia; la utilización de energías renovables; el aprovechamiento de materiales de obra; y un confort acústico de los espacios. Pretende ser un proyecto de referencia por lo que se refiere al alcance de soluciones constructivas de máxima eficiencia y sostenibilidad, así como la demostración de que ello puede hacerse respetando y recuperando el patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Ca L'Alier, patrimonio industrial en el 22@ de Barcelona

El proyecto de Ca l’Alier está ubicado en el corazón del Poblenou, un área de Barcelona que hasta hace unas décadas era conocida como el Manchester catalán, por acumular una gran cantidad de industrias y actividades productivas.

Debido a su obsolescencia, este ámbito, conocido como 22@, se encuentra en plena transformación y regeneración, en base a la aplicación de un modelo urbano que busca la máxima eficiencia y sostenibilidad, aprovechando la implantación de nuevas tecnologías y sistemas que van desde la energía a la movilidad, pasando por las infraestructuras de servicios urbanos y el fomento de una edificación altamente eficiente.

En esta transformación, el Ajuntament de Barcelona ha querido combinar la implantación de nuevos y modernos edificios con la preservación y rehabilitación de antiguas preexistencias, en su mayoría correspondientes al pasado industrial de la zona. Ca l’Alier es uno de los aproximadamente 115 edificios que han sido reconocidos, catalogados y protegidos.

Se promueve un modelo urbano diverso, en el que los nuevos edificios y espacios públicos conviven con los trazos históricos y los elementos representativos del pasado industrial del barrio, creando un entorno de gran valor cultural, en el que confluyen tradición e innovación.

En este caso, se trata de un edificio público que se ha conceptualizado como epicentro de un futuro clúster ligado a la innovación urbana. La rehabilitación de Ca l’Alier se planteó desde el principio como un modelo de intervención arquitectónica, de recuperación patrimonial y de implantación de soluciones tecnológicas y constructivas que encajasen perfectamente con el nuevo modelo urbano que se está desarrollando a su alrededor.

Se trata, por tanto, de un proyecto que quiere ser ejemplarizante tanto por lo que respecta al alcance de soluciones constructivas de la máxima eficiencia y sostenibilidad, como a la demostración de que ello puede hacerse en perfecta combinación con la recuperación del patrimonio arquitectónico y, en concreto, del patrimonio industrial.

Conversión de la fábrica de Ca l’Alier en un edificio inteligente y de emisiones 0

 La antigua fábrica de Ca l’Alier fue construida en 1853. La fábrica sufrió 5 incendios entre el 2005 y el 2007, hasta que, en 2011 el Ajuntament aprobó su conversión en un equipamiento técnico-administrativo. Actualmente, su configuración consta de tres naves adosadas de 9, 6 y 11 metros de luz y 82 metros de largo.  Ca l’Alier es un reflejo de la arquitectura industrial de la época. Sus naves presentan una cubierta a dos aguas de teja plana catalana, cerchas de madera y muros de fábrica de ladrillo. El conjunto pivota alrededor de una chimenea de 20 metros de altura.

Figura 1. Ca l'Alier, nave central Figura 2. Ca l'Alier, fachada princiapl

La rehabilitación del conjunto, que se prevé entre en funcionamiento en abril de 2018, pretende convertirlo en un prototipo de edificio autosuficiente, inteligente y de 0 emisiones. Para ello, se utilizarán criterios de construcción sostenibles y respetuosos con el medioambiente, restituyendo los volúmenes y materiales de la construcción original en la medida que sea posible.

Figura 3. Proyecto de rehabilitación de Ca l'Alier

Ca l'Alier será la sede del Barcelona Institute of Technology (www.fundaciobit.barcelona), además de albergar el nuevo Centro de Innovación de la multinacional CISCO Systems[i]; un hall central en el que tendrán lugar diferentes actividades relacionadas con el modelo urbano y la eficiencia energética (conferencias, presentaciones, showroom, formaciones, talleres); y espacios al servicio de emprendedores, empresas locales y organismos que trabajen para desarrollar una economía local con bajas emisiones de carbono, que utilice los recursos de forma eficiente y sea socialmente inclusiva.

Por esta razón, se ha dotado el edificio de las soluciones constructivas de máxima eficiencia y sostenibilidad:

  • Diseño eficiente de las instalaciones:
    • Sistemas de producción eficientes (máquinas de alta eficiencia, levitación magnética, red de District Heating&Cooling de la ciudad).
    • Utilización de sistemas de iluminación eficientes (VEEI < 2 W/m2).
    • Modulación del caudal de ventilación según la ocupación y/o la calidad del aire interior.
    • Equipos eficientes de trato del aire primario: free-cooling, doble recuperación, enfriamiento adiabático directo e indirecto.
    • Ascensores eficientes (máquinas de tracción directa, iluminación LED, etc.).
    • Control y regulación del exceso de voltaje de suministro.
    •  Sistemas de gestión inteligente de la energía, cuadros eléctricos inteligentes, equipos de gestión de la calidad de la energía.
  • Agua:
    • Utilización de sistemas de bajo consumo (aireadores).
    • Limitadores de caudal, grifos termostáticos, inodoros con doble pulsación, cisternas de volumen reducido, urinarios sin agua.
    • Reutilización de aguas grises y de lluvia.
    • Tratamiento de aguas fecales.
    • Muro Babylon.
    • Sistemas HidroGrid de gestión inteligente del agua.
  • Materiales:
    • Reutilización de materiales de obra.
    • Estrategias Cradle to Cradle.
    • Utilización de energías Renovables.
    • Captación solar térmica y fotovoltaica.
    • Aerogeneradores.
    •  Geotermia.
  • Acústica:
    • Diseño de las instalaciones que garanticen el confort acústico NC-25 (global = 35 dBA).
    • Potenciación de los sonidos positivos.
    • Operación y explotación eficiente del edificio.
    • Sistema de control eficiente de las instalaciones de iluminación, climatización y circuitos eléctricos (BMS conectados a sensores y controles inteligentes).

Sistemas de eficiencia energética

Ca l’Alier tiene el objetivo de conseguir la Certificación LEED, en su categoría Platinum. Para ello, se ha dotado al equipamiento de las siguientes características y sistemas de gestión:

Limitación de la demanda energética

Para limitar la demanda energética del edificio, se ha llevado a cabo una comparación con un edificio de referencia. Este cálculo se ha formalizado a través del software LIDER, que permite definir el envolvente térmico del edificio mediante la generación de un modelo 3D.

Figura 4. Cálculo del ahorro energético

De esta forma, se determina que la demanda conjunta de Ca l'Alier conseguirá un ahorro energético del 31,19%.

Control del consumo energético (BMS)

El edificio cuenta con un sistema de control del consumo energético que coordina, controla y optimiza el funcionamiento de todas las instalaciones, tanto por lo que se refiere a los niveles de confort, los consumos energéticos o el mantenimiento de los equipos.

El sistema permite al gestor del equipamiento hacer lo siguiente:

    • Modificar ajustes de las instalaciones controladas: estados y órdenes de funcionamiento de los equipos del tipo paro/marcha o la modificación de consignas.
    • Programar horarios de funcionamiento, días de uso especial de las instalaciones, periodos de vacaciones, etc.
    • Detectar todas las anomalías de la instalación, así como tomar decisiones que eviten daños futuros.
    • Controlar el estado de todas las protecciones eléctricas.
    • Recoger alarmas del sistema contraincendios y de seguridad.

Cada unidad de control operará de forma independiente. De esta manera, el fallo de cualquiera de sus componentes o la desconexión de la red de comunicaciones no implicará la interrupción de la ejecución de las estrategias de control definidas.

Los reguladores inteligentes, responsables finales del control de las instalaciones, se distribuirán por todo el edificio, unidos mediante una red de cableado estructurados tipo voz y datos de categoría 6ª.

El sistema de gestión técnica estará vinculado a las instalaciones mediante la unión eléctrica de los reguladores con los elementos de campo, que enviarán la información al sistema de control.

Finalmente, el sistema estará conectado a una pantalla desde la que se podrá visualizar toda la información del sistema, modificar consignas y horarios, alarmas y funcionamiento de las instalaciones.

Tratamiento de aguas

Se ha diseñado un sistema de almacenaje de agua de lluvia. Todos los bajantes se realizarán en polipropileno insonorizado, canalizando el agua hasta un filtro y unos depósitos de una capacidad total de 60m3 (capacidad que corresponde a la cantidad de agua que el edificio puede recoger durante un año).

Una vez almacenada, el agua es trasladada, con la ayuda de una bomba, hasta un colector que deriva en un depósito aéreo de 2m3 de capacidad y, de aquí, a la depuradora de tratamiento y al muro verde.

Por lo que se refiere a las aguas de las picas y lavabos, el sistema de evacuación las transporta hasta una depuradora de aguas residuales. Una vez tratadas, pueden catalogarse de aguas grises regeneradas que, con ayuda de una bomba, irán al muro Babylon y un depósito aéreo de 2m3 de capacidad.

Posteriormente, el agua que sale del reaprovechamiento del muro Babylon, después de haber pasado por un depósito enterrado con filtro y bomba, se conducirá hacia al depósito aéreo de agua regenerada.

El conjunto de los tres depósitos, intercomunicados entre sí, servirá para regar el jardín ubicado en la parte posterior, además de los váteres del edificio.

Las aguas de las bandejas de condensación de los fan-coils y climatizadores se recogerán mediante bajantes independientes, pasando por un recipiente sifónico antes unirse a la red de aguas pluviales.

Por último, las aguas fecales serán conducidas hasta la red de alcantarillado municipal.

Figura 5. Muro verde y muro Babylon.

Climatización

La climatización del edificio se lleva a cabo a través de una red urbana de calor y frío que suministra energía térmica.

Esta energía se utiliza para calentar y refrigerar espacios, consiguiendo la Calificación Energética A.

La red está basada en una central de generación de energía, dónde se sitúan los sistemas de producción térmica. Se utilizan fuentes de energía residuales (residuos sólidos urbanos u otras alternativas) con equipos de alto rendimiento energético. De esta forma se minimiza el consumo de energías primarias de origen fósil y la emisión de gases de efecto invernadero.

El agua caliente (90Cº) y fría (5,5Cº) se transporta mediante un sistema de tuberías aisladas térmicamente.

Una vez llega el agua al edificio, se distribuye la energía a través de una subestación y se utiliza en el sistema de calefacción o refrigeración, sustituyendo los sistemas convencionales de generación de frío o calor. En comparación con estos, esta red urbana reduce las emisiones de refrigerante a la atmósfera, además de eliminar ruidos y vibraciones.

Recogida neumática de residuos

Ca l'Alier será un edificio NZEB (Nearly Zero Energy Building). Para ello se ha escogido la opción Zero Net Site Energy Use. Eso significa que la energía producida por fuentes renovables debe ser igual a la cantidad de energía utilizada por el edificio. Además, debe generar una cantidad mínima de residuos orgánicos (sobre todo de papel, teniendo en cuenta el uso que se le va a dar al equipamiento).

Con este objetivo, se ha implantado el sistema de recogida neumática de residuos, instalando en el edificio un total de 2 válvulas, una para la fracción rechazo y 1 para la fracción orgánica. Estas válvulas estarán conectadas a la central de recogida de residuos de 22@ a través de la red de tuberías subterráneas.

Este sistema de vacío permite gestionar los residuos sin necesidad de transporte, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono. Además, al estar herméticamente sellado, evita la formación de plagas y olores.

Placas solares

Ca l’Alier obtendrá 68,37kW de energía mediante placas solares. Dado que se trata de un edificio autosostenible, se ha llenado la cubierta con el máximo de placas posible.

También se ha instalado en la cubierta el generador fotovoltaico, son el objetivo de conseguir una mejor integración arquitectónica y minimizar la pérdida de rendimiento del sistema.

Finalmente, se incluye un contador de energía de entrada al sistema fotovoltaico, con el propósito de descontar de la energía generada a la que este pudiera consumir de la red convencional.

Confort acústico NC-25 (global=35 dBA)

El edificio está diseñado para tener el máximo confort acústico en el interior de los distintos espacios, con un índice de aislamiento de RA=45dBA para mamparas ciegas y de RA=40dBA para mamparas de cristal.

Sistema de recarga de vehículos eléctricos
Ca l'Alier contará con 2 cargadores de vehículos eléctricos, del Modo 3, de carga rápida y con tomas T2.

Se ha escogido un punto de recarga de 22kW, con un tiempo de recarga al 100% de 1h30m y un porcentaje del 34% en 30 min.

Referencias