Aulas sin edad

Miércoles, 27 Junio 2012

LUIS BENAVIDES (EL PERIÓDICO) / BARCELONA

Falta una escuela de adultos en el barrio del Poblenou. Esta es una de las principales preocupaciones recogidas por el Programa de Actuación Municipal (PAM), iniciado durante el primer trimestre del año, y que el Distrito de Sant Martí subsanará con el equipamiento construido en el número 128 de la rambla del Poblenou. El edificio podría abrir sus puertas al alumnado como máximo a principios del 2014, según las previsiones municipales.

«La escuela de adultos no es una reivindicación nueva, pero ha sido una demanda recurrente en los últimos meses. Por suerte, podemos dar una respuesta rápida porque disponemos de un local que creemos muy adecuado», explica Carme Turégano, directora de Serveis a les Persones de Sant Martí, quien recuerda que la última palabra la tiene el Consorci de Educació. «Se está estudiando la viabilidad del proyecto con ellos, pues serán los verdaderos encargados de poner la escuela en marcha», añade Turégano.

Alumnado heterogéneo

El equipamiento, con una planta baja y un primer piso, continúa la directora de Serveis a les Persones, parece cumplir los requisitos para las clases de adultos. «El espacio debe tener diferentes aulas, espacios para la dirección y profesorado, y una sala de actos para conferencias y otras actividades», dice Turégano.

La imagen de los pensionistas recibiendo clases de ortografía o informática básica dista mucho del concepto de la futura escuela de adultos del Poblenou. «Este nuevo centro estará dirigido a un público muy amplio, y desde que los jóvenes abandonan la escuela obligatoria ya pueden acceder. Por tanto, es un espacio para mejorar todo tipo de conocimientos desde los 18 años», añade la directora de Serveis a les Persones, quien entiende que un numeroso grupo de alumnos serán «recién llegados» para aprender castellano o catalán.

La escuela de adultos en el Poblenou completará la oferta de un distrito con algunos centros similares, continúa Turégano, con una larga tradición: «Actualmente tenemos escuelas de adultos en Clot-Camp de l'Arpa, Sant Martí-Verneda, Besós-Maresme y La Pau». En la zona solo existe un aula de extensión universitaria en convenio con la Universitat de Barcelona con un espacio semanal en el Centre Cívic Can Felipa (Pallars, 277) llamada Aula Endavant Sant Martí. «Comenzamos hace casi 20 años, y contamos con más de 360 socios, interesados en aumentar sus conocimientos», explica su presidenta, Teresa Travé, relacionada con el aula desde su fundación, con diferentes cargos y funciones. «Por ahora solo podemos ofrecer una hora u hora y media semanal, y organizamos conferencias con profesores y expertos, de muy diferentes temáticas, a las que asiste una media de 170 personas», cuenta Travé. «Hay mucha gente en el barrio que podría estar interesada en un centro como este», asegura la presidenta. Porque el saber no ocupa lugar, y tampoco tiene edad.